POR AQUILES A. PRIETO

(Investigacion Especial).

Ciudad de México.- En un ambiente de constante autoritarismo y de terror laboral viven trabajadores que no se doblegan a los intereses de la camarilla sindical encabezada por Rosa Garcia Solis, quien ha fincado su  «cacicazgo», sobre las espaldas de unos 2,500 trabajadores de Diconsa, organismo del gobierno federal.

Laborar en Diconsa que es la cadena de tiendas que ofrece diversos productos a nivel nacional, se ha convertido en un verdadero infierno por el autoritarismo sindical que prevalece y que se aplica al libre albedrío de la dirigente que protege a sus incondicionales.

Se ufana de que su -padrino- es Joel Ayala Almeida, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado  (FSTSE),, organización burocrática a la que esta afiliado el Sindicato Nacional de Trabajadores de Diconsa, que detenta desde hace mas de dos décadas.

Esta es la radiografía de un sindicato donde se permite de todo, desde el autoritarismo sindical hasta el acoso sexual a las trabajadoras, sin que al interior de la organización sindical se ponga un alto a los agresores, por el contrario la dirigencia sindical los protege y les permite seguir actuando bajo el manto protector de la lideresa.

Toda esta red de corruptelas e impunidad, alcanza hasta los graves problemas de saqueo que enfrenta Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX),  que encabezó Ignacio Ovalle, hoy protegido del Presidente Lopez Obrador y que le han documentado desfalcos por más de 15 mil millones de pesos.

Los trabajadores revelaron que Segalmex incorpora tanto a Diconsa como a Liconsa, y que ha derivado en la aprehensión de René Gavira Segrestre, quien era Director Administrativo de SEGALMEX, ahora preso y con un lago historial de corruptelas y manejos turbios en el organismo, cuyos excesos lo llevó en varias ocasiones a Oceánica y a centros de curación de alcoholemia, de dónde salieron -ahijados-, que ahora laboran en puestos clave de la administración del organismo.

Aparte de terror laboral contra los trabajadores que no se doblegan a los caprichos de la lideresa Rosa García Solís, al interior de DIconsa se ha normalizado el acoso sexual contra trabajadoras, por parte de allegados a la dirigente, que les ha dado protección y ha gritado abiertamente que «… eso de la equidad de género»,es una reverenda jalada.

También refirieron aquel episodio que protagonizó José Labastida Cuadra, Director de Recursos Humanos, quien estuvo ligado con teiboleras y que tambien gustaba de enviar videos porno a trabajadoras, en toda una red de derroche y privilegios como servidor público.

Dentro de estos lujos que ofrece manejar un sindicato, también se organizaban las fiestas- reventón, que obligaban a trabajadoras a acudir a la diversión con funcionarios e integrantes sindicales a acudir al puerto de Acapulco, con el ofrecimiento de pagos extra y del otorgamiento de plazas, denunciaron trabajadores de Diconsa.

Al interior del sindicato que comanda Rosa García Solís, las trabajadoras acosadas son exhibidas ante sus compañeros y a los acosadores se les proteje, todo bajo la protección de la dirigencia sindical donde los excesos son permitidos en nombre del -padrinazgo- de Joel Ayala Almeida, según presume la dirigente sindical…CONTINUARA