• Se tienen documentados 20 mil 300 denuncias por despojo de inmuebles.
  • Coludidos jueces, gente del gobierno, ministerios públicos, notarios, y personal del Registro Público de la Propiedad

“Hoy autoridades, como delincuentes e integrantes del capital inmobiliario se han fusionado en uno sólo para apropiarse de casas, departamentos, fincas de forma ilegal con el uso de la violencia física, armados con pistolas, grupos de choque y cualquier arma punzocortante. A esto hay que agregar la impunidad con la que se mueven gracias al cobijo que les dan las autoridades encargadas de nuestra seguridad tanto en lo personal como en nuestros bienes”.

Lo anterior fue señalado por la Vicepresidenta de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, la diputada Silvia Sánchez Barrios quien agregó “la Ciudad de México registra más de 20 mil 300 denuncias por el despojo de inmuebles, siendo cinco alcaldías las más afectadas por esta situación esto de acuerdo al informe que dio el pasado mes de febrero el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en conjunto con la Fiscalía de la CDMX.

Asimismo, la representante popular señaló que hay cinco alcaldías que tienen un alto índice de desalojo como son Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztapalapa yTlalpan.

De acuerdo con las denuncias, dijo, “los hechos se presentan principalmente por la falsificación de documentos de propiedad, así como de grupos que ingresan violentamente a inmuebles, locales, o departamentos que están deshabitados.

Como ocurrió recientemente en dos lugares; uno de ellos fue en la calle de Carlos J. Meneses colonia Buenavista en donde habitan 24 familias y el otro en el Edificio Zacatecas de la Unidad Habitacional Tlatelolco.

En este último, los delincuentes se hicieron pasar como cerrajeros y trataron de forzar las cerraduras de más de cuatro departamentos del citado lugar”.

Por otro lado, la diputada Sánchez Barrios agregó que vecinos de las diferentes colonias de la Alcaldía Cuauhtémoc, le han manifestado que grupos ligados a la delincuencia organizada “se meten a negocios y locales que están vacíos para forzar cerraduras y cambiar chapas de la entrada.

Consumado el hecho dejan a sus “halcones” quienes les avisan si el dueño trata de entrar a su propiedad para que de forma inmediata lleguen jóvenes en moto para agredirlo”.

Y si llegan a una negociación, les regresan el inmueble salvo un pago de acuerdo al precio que tenga la propiedad”.

La Vicepresidenta de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la capital, Silvia Sánchez Barrios comentó: “estas acciones de ilegalidad se dan gracias al contubernio entre autoridades como son jueces, ministerios públicos, gente del gobierno capitalino y de la Dirección General Del Registro Público De La Propiedad Y De Comercio”.

“Quienes intercambian información para apropiarse de forma irregular del patrimonio de una persona o familia, incluso saben bien que finca está irregular, si están o no dentro de un programa por parte del Instituto de Vivienda etcétera”.

Por otro lado, recordó que hace un año denunció el tema de los desalojos extrajudiciales desde tribuna en donde presentó una Proposición con Punto de Acuerdo por el que se exhortaba a la Secretaría de Seguridad Ciudadana y a la Fiscalía General de Justicia capitalina a que realicen las acciones necesarias para investigar casos de desalojos extrajudiciales.

Y puso el dedo en la llaga al comentar “otro de los grandes problemas de la ciudad es la forma poco eficiente para regularizar un inmueble, o para adquirirlo, además del alto costo y la engorrosa burocracia para comprar una vivienda nueva o construirla”.

Por otro lado, dijo, “está el proceso de gentrificación el cual genera que muchos inmuebles con daños estructurales o con problemas legales sean blanco de inmobiliarias y constructoras que inician procesos para adueñarse de ellos”.