México registró en julio 87 secuestros, 2.3 por ciento más que los 85 del mes anterior, informó la organización Alto al Secuestro.

Además, hubo un incremento de 5 por ciento en cuanto al número de víctimas de secuestro, al pasar de 118 personas en junio a 124 en julio.

A pesar de estos aumentos, se registró una disminución de 5.5 por ciento en el número de detenidos relacionados con secuestros, puesto que en junio fueron 108 arrestados y en julio 102.

Los estados con mayor incidencia de ese delito fueron Veracruz, con 17 casos, el Estado de México, con nueve, y Guanajuato, Nuevo León y Tamaulipas, con cinco cada uno.

Por contra, hubo seis estados que no registraron ningún secuestro en julio: Aguascalientes, Campeche, Colima, Durango, Nayarit y Yucatán.