La infección con COVID-19 se asocia con déficit cognitivos persistentes y con un aumento en los biomarcadores del alzheimer en la sangre, según investigaciones aún no publicadas y presentadas en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer.

El autor principal de uno de los estudios Thomas Wisniewski, de la Universidad de Nueva York, indicó que los resultados “sugieren que los pacientes que tuvieron COVID-19 pueden tener una aceleración de los síntomas y la patología relacionados con el alzheimer“.

Sin embargo, advirtió de que es necesaria “más investigación longitudinal para estudiar cómo estos biomarcadores impactan en la cognición de los individuos que tuvieron COVID-19 a largo plazo”.

El equipo estudió la presencia de algunos biomarcadadores sanguíneos, la neurodegeneracón y la neuroinflamación en muestras de plasma de 310 pacientes con edad avanzada hospitalizados con COVID-19 en Nueva York.

Los marcadores biológicos de lesión cerebral, neuroinflamación y Alzheimer “se correlacionan fuertemente” con la presencia de síntomas neurológicos en los pacientes de COVID-19.