Pedro Flores  

Es muy interesante recorrer la historia de México y ver que, en los gobiernos, principalmente en los priistas y ahora con los de Morena y su denominada 4T, nada ha cambiado, sólo algunos personajes, porque los hechos en realidad son los mismos, las mismas mañas y actitudes ilógicas, los mismos premios, gubernatura, puestos en el gabinete y en misiones diplomáticas de las cuales no saben nada, eso sí, todas en beneficio del pueblo.  

Recordamos al ingeniero Miguel Ángel Barberena Vega, que cuando salió de la subsecretaría de Comunicaciones y Transporte le argumentaron que su despido era “porque en el desempeño de sus labores, había faltado a los más elementales, principios de honestidad” según el documento oficial, lo perdonó Miguel de la Madrid y le dio la gubernatura de Aguascalientes de 1986 a 1992.   

En la actualidad tenemos un caso similar con Alfonso Durazo, quien tras 22 meses como secretario de Seguridad Pública dejó su gestión con 63 mil homicidios dolosos, más de mil 700 feminicidios.  En 2020, el costo total de la inseguridad representó 1.85% del PIB, equivalente a 7 mil 155 pesos por persona afectada por delitos como robos a casa, en vía pública o transporte, fraudes, extorsiones, amenazas verbales, lesiones, secuestros y delitos sexuales, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) y en 2021, y ahora es gobernador de Sonora.  

El actual mandatario se ha manifestado en contra de la injerencia de los agentes de la DEA en México y ha solicitado incluso su eliminación en territorio nacional, no sabemos si por injerencia real en la soberanía o porque ellos “tienen otros datos” contra su política de “abrazos y no balazos” pero quien solicitó meter al orden a dichos agentes fue el innombrable, incluso no permitió que los agentes de la DEA anduvieran armados en territorio nacional desde 1989 ¿Cuál es la diferencia?  

Otro caso que atenta contra la lógica, es la declaración de Manuel Bartlett, quien siendo senador allá por 2013 atacó la reforma energética y descalificó a los legisladores que la aprobaron. Pero tras ser nominado como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el petista modificó su discurso y dijo que la reforma “está funcionando”. Y ahora la vuelve a atacar ¿Cómo cambió de postura?  

Las declaraciones de Bartlett de que: “va porque va la reforma eléctrica”, originaron las críticas del   Consejo Coordinador Empresarial quienes señalaron que con las declaraciones del funcionario se pone en grave riesgo el cumplimiento de las leyes, la constitución del país y afectaría el Tratado de Libre Comercio que provocaría múltiples demandas.  

 Pero hay otro detalle muy significativo que se habla de que no habrá indemnizaciones a las empresas que se vean afectadas con esta nueva reforma eléctrica, e incluso AMLO en sus “mañaneras”, señala a sus opositores que deben seguir el ejemplo del general Lázaro Cárdenas.   

Desgraciadamente el personal que le da los “otros datos” al presidente no sabe historia, no leen, no consultan, porque de otra manera sabrían que en el discurso del presidente Lázaro Cárdenas, si se habla de indemnizaciones. 

Pero estamos en la 4T y hasta el ex presidente Lázaro Cárdenas puede ser acusado de conservador, por tratar de cumplir con la ley.