Rafael Lulet 

Ante el alza de contagios por Covid-19 en la “quinta” ola en el país, el gobierno de la Ciudad de México convocó el pasado sábado a batir un récord Guinness en la plancha del Zócalo, donde asistieron al lugar 14 mil 299 personas para una dinámica de clases de boxeo, aunque el objetivo era de recibir más de 30 mil participantes, fueron llegando desde las 6:30 de la mañana, para arrancar a las 7 horas, la rutina establecida fue de 30 ejercicios de un minuto cada uno. 

Los contagios han pasado de 30 a 400 al día en la Ciudad de México, donde colocamos dentro de esa cifra a la misma Jefa de Gobierno, quien resultó positiva a Covid-19, sin mencionar que días antes había estado en un recorrido dentro de las instalaciones del metro sin cubrebocas, algo ya visto en varias ocasiones y en diversos eventos por la misma Claudia Sheinbaum, el incremento ha consistido en la positividad del total de las pruebas de un 4% a un 15%, tal como lo menciona el director general de Gobierno Digital de la Agencia de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark el pasado 16 de junio. 

Tal como lo mencionara el mismo funcionario, la presencia del Covid-19, no ha desaparecido, sin embargo, algunos capitalinos optan por no usar las mascarillas, sobre todo al abordar ciertas estaciones del metro, así lo describe después de haber hecho un recorrido por las estaciones San Lázaro y Pino Suárez, pese a ser una exigencia por el mismo Sistema de Transporte Colectivo (STC), al ingresar a sus instalaciones, además agregó que no solo es traer puesto el cubrebocas sino tenerlo bien colocado, cubriendo en su totalidad la boca y la nariz, algo que se ha observado la falta de hacerlo así. 

Igual se han detectado personas sin el uso de las mascarillas, entrando a centros comerciales tales como el Forum Buenavista, así como en microbuses y en algunos lugares cerrados, generando con ello el incremento de los contagios, sin mencionar la mala lectura que da el mismo gobierno tanto federal como local, de sus funcionarios quienes en su mayoría no portan los cubrebocas, claro ejemplo el mencionado por la misma Jefa de Gobierno de la CDMX, o el presidente de la República, proyectando una irresponsabilidad por ellos mismo hacia los ciudadanos, cuando aún no termina la pandemia a nivel mundial, parecería ser la culminación de la misma, pero los rebrotes dicen lo contrario y pese a tener una población vacunada no significa contagiarse y morir por los síntomas. 

La Ciudad de México ocupa el tercer lugar de incrementos de contagios por Covid-19, de la República mexicana, por debajo de Baja California Sur y Chihuahua, ubicándose en el sexto lugar el Estado de México y se menciona porque es la entidad vecina a la capital del país, el cual agrega una población flotante a la CDMX, por mientras los Estados Unidos ya dio un comunicado donde solicitaba a sus connacionales no visitar nuestro país por el aumento de contagios y de violencia, ante la falta de atención del gobierno federal a estos temas. 

La Organización Mundial de Salud  (OMS), emite alerta de aumento de muertes por Covid-19, con un aumento del 21% de decesos en América Latina, eso determina la no culminación aún de la pandemia, lo cual deberá el gobierno federal poner atención y usar los canales de comunicación hacia la población y dejar de ser irresponsable por el mensaje no verbal dirigido que proyecta, reflejándose en los mexicanos cuando encontramos a personas sin el uso de las mascarillas, sobre todo en espacios donde se supone existen medidas para impedir entrar sin cubrebocas.