Rafael Lulet 

El pasado domingo se celebró un aniversario luctuoso más del expresidente mexicano Benito Juárez García, quien se destacó como abogado, gobernador de su estado natal y primer ministro de la Suprema Corte de Justicia entre otros cargos, convirtiéndose en uno de los grandes personajes liberales en las Leyes de Reforma muy benéficas para la historia del país llegando a ser el representante del Estado Mexicano afrontando una intervención francesa siendo desterrado por la imposición del imperio de Maximiliano pero aguantando algunos años para remontar esa situación, lograr al final sacar a las fuerzas napoleónicas con la batalla de Puebla y culminar con el fusilamiento en el cerro de las campanas. 

Lo más destacado de este héroe nacional ha sido su constancia, así como su capacidad intelectual sobresaliendo de muchos personajes de la época llegando su nombre a otras partes del mundo nombrado como Benemérito de las Américas por el Congreso de la República Dominicana y así conocido en todo el continente por haberse impuesto al mejor ejercito del mundo en ese entonces. 

Con la guerra de reforma, los liberales lograron separar la intervención del clero sobre los asuntos de Estado, la confrontación contra las fuerzas conservadoras conllevaron a mantener una lucha campal para culminar con un triunfo en 1861, pero eso no dio por concluido las grandes batallas entre estos dos frentes ya establecidos en nuestro país, el golpe contundente fue solicitar el apoyo al extranjero con el imperio napoleónico por el conservadurismo para derrocar a Juárez a costa de la imposición de un imperio austro-francés, convirtiendo a México en un verdadero campo de conflictos que duraría por muchos años más. 

El México bárbaro descrito por el periodista norteamericano John Kenneth Turner, culminaba hasta después de la revolución mexicana pese a terribles asesinatos de personajes históricos revolucionarios; la calma se presentaba en el país hasta nuestras fechas, donde diferentes presidentes se proclamaron como juaristas y herederos de la herencia filosófica de  héroes nacionales como Guillermo Prieto, Gómez Farías, Justo Sierra, entre otros más, implementando la democracia y el republicanismo dejando fuera dentro de ese contexto al clero.  

Ahora Obrador, inició su sexenio con una publicidad juarista queriéndose abanderar lo que hicieron algunos mandatarios en el pasado, pero la presencia de sus discursos religiosos, dejan en duda ese planteamiento, y ante una administración desastrosa refuerza esa falta de conocimiento liberal, insultando inclusive a la historia al quererse comparar con la figura del General Lázaro Cárdenas del Rio, otro gran presidente destacado como un excelente estadista y con pensamientos realmente liberales. Ante el aniversario luctuoso de Benito Juárez, llevado a cabo en el panteón de San Fernando, uno de los líderes principales de la masonería en nuestro país el Gran Maestro de la Gran Logia Valle de México, Cuauhtémoc Plascencia Albiter, estuvo presente, externando ese mensaje liberal a todos los masones del país, para dar todo lo que se tenga al alcance y con ello, defender a la patria, luchar por la democracia de la nación, afianzado la paz por el porvenir de los mexicanos, así como consolidar las instituciones, tal como lo hizo y lo dejó por escrito este gran personaje histórico de nuestra vida nacional.