Rafael Lulet

El pasado 31 de Julio se llevó a cabo la quality en el Gran Premio de Hungría, donde el equipo de Christian Hornes, tenía la espina contra Mercedes Benz, después de la jugada sucia de Hamilton ocasionando el accidente de Max Verstappen en la primera curva cuando iban a 300 kilómetros por hora, quedando destruido el auto del holandés y fuera de la competencia, con un “Checo” Pérez obligado a quitarle la vuelta más rápida al piloto inglés, con ello culminar sin sumar puntos a Red Bull en el lugar 16.

Ahora, en la quality de nuevo hizo de las suyas Lewis Hamilton cuando en la Q3, iban saliendo por detrás de él para realizar la última vuelta e intentar Verstappen quitarle la pole al británico, pero no fue posible porque este, salió de pitstop, realentando el paso y por reglamento no pueden rebasar a la salida de los boxes, y todavía más, dio un enfrenón para seguir impidiéndoles la salida rápida y con ello consumir el tiempo, al final “Checo” Pérez no pudo hacer su vuelta dejándolo en el cuarto lugar por debajo de Valtteri Bottas, y el holandés de Red Bull sí alcanzó a llevarla a cabo pero no obtuvo el tiempo.

Pero siguieron los problemas con el equipo de Mercedes al siguiente día en la competencia, donde en una pista mojada por la lluvia en la salida del Gran Premio de Hungría, Bottas, no pudo controlar su monoplaza alcanzando a golpear por la parte trasera del auto de Landon Norris, empujándolo contra Verstappen mientras Valtteri siguió su camino descontrolado, estrellándose contra “Checo” Pérez, y por otro lado eso provocó también que Lance Stroll y Charles Leclerc chocaran, enviando a Daniel Ricciardo de McLaren a un trompo.

Al final del accidente quedaron sin participar: Lecrerc, Stroll, Pérez, Norris y claro Valtteri Bottas, quien fue castigado por la FIA, con una amonestación contra su licencia de piloto y partir en la siguiente competencia desde la quinta posición menos de donde quede clasificado; pero eso impidió tener un monoplaza a Max Verstappen en buenas condiciones, por los pocos arreglos que pudieron hacerle los mecánicos de Red Bull a un automóvil ya accidentado en Sylverstone, ocasionándole complicaciones en la carrera sin poder responder como debería dejando paso libre con eso a Hamilton para ganar porque no recibió ningún golpe.

Pero pese a tener un monoplaza en excelente estado, el piloto británico, fue el único en la posición de salida para cuando se retomó de nueva cuenta la competencia, porque todos empezando por Esteban Ocon, fueron a pitstop para cambiar las llantas de lluvia por medias,  debido ya a presentar pista seca, un grave error del equipo Mercedes que debió sacar a Hamilton en la siguiente vuelta para ponerle neumáticos rojos, y cuando eso sucedió regresó en el último lugar, algunos dicen a esto, haber sido justicia divina por todas las trampas hechas a Red Bull en las pasadas ocasiones.

Durante la competencia Ocón de ALpine lideró y aguantó los embates de Sebastian Vettel del equipo Aston Martin,  mientras Hamilton fue escalando con auto sin ningún problema en comparación del monoplaza de Verstappen quien se debió conformarse con terminar en el décimo lugar arañando solamente un punto para Red Bull, mientras el inglés culminó en el tercer puesto después de una férrea lucha contra Fernando Alonso quien no lo dejó pasar fácilmente retrasándolo para tener tiempo y disputar el primer lugar.

El Gran Premio de Hungría terminó con un podio controvertido también, teniendo en primer lugar al francés Esteban Ocon de Alpine, Vettel de Aston Martin en segundo lugar y tercero a Lewis Hamilton, pero, la FIA, le impone una sanción al piloto Alemán por no traer la cantidad de combustible requerido quitándole la segunda plaza y con eso recorrer los puestos, dejando en la tercera posición al español Carlos Sainz de Ferrari, algo que muchos han criticado porque eso favoreció a Mercedes por la disputa de los puntos de constructores dejando en dudas dicha decisión.