Las dos armas que empleó un menor de 11 años en el ataque del Colegio Cervantes de Torreón, eran propiedad de su abuelo, informó el Fiscal General de Coahuila.

Gerardo Márquez Guevara afirmó que las dos armas que José Ángel, estudiante de sexto de primaria, usó para lesionar a cinco niños, un maestro y causar su muerte y la de una maestra, estaban de manera ilegal en casa de sus abuelos, con quienes vivía desde hace años.

“Por los indicios que se tienen, se estima que las armas son propiedad del abuelo, estaban en la casa y efectivamente, no hay hasta el momento, ninguna justificación legal para tenerlas en su domicilio”, declaró.

Cuestionado sobre si han tomado la declaración del abuelo, dijo que de momento no pueden hacerla pública.

La Fiscalía General de Coahuila informó que el resultado de las pruebas periciales arrojaron el uso de una pistola calibre 25 y una calibre 40, de uso exclusivo del Ejército.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here