Entre protestas de activistas en “Defensa de las Momias de Guanajuato” y comerciantes de productos emblemáticos, el Congreso Local aprobó la solicitud de endeudamiento público por 69 millones de pesos del Ayuntamiento de esta capital para la construcción del Nuevo Museo de las Momias.

La regidora electa, Paloma Robles Lacayo, ex directora del Museo de las Momias, y tres comerciantes se desnudaron en el exterior del Palacio Legislativo “en solidaridad con las personas fallecidas que no pidieron ser expuestas y menos en una plaza comercial”.

La autorización para la contratación de la deuda se concretó con 32 votos a favor de diversos grupos parlamentarios y tres en contra de la bancada de Morena.

En la manifestación expresaron su rechazo a la exhibición de los cuerpos momificados en un nuevo espacio con fines de lucro, por encima de los lineamientos que rigen los museos en México y a nivel municipal, sin sujetarse al derecho a la dignidad de las personas fallecidas.

La lucha de los activistas es por el respeto a la dignidad de los 117 cuerpos momificados de los siglos XIX y XX detrás del panteón de Santa Paula, y en demanda a que permanezcan en el museo de origen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here