La Primera Comisión de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó el dictamen para convocar a un periodo extraordinario de sesiones, pero sin incluir el desafuero a Saúl Huerta y Mauricio Toledo.

El dictamen para convocar a un periodo extraordinario se discutió este jueves en la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia, y se aprobó con 12 votos a favor, uno en contra y una abstención.

En el oficio de la solicitud del periodo extraordinario que se envió a la Mesa Directiva de la Permanente, Ignacio Mier, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, eliminó de la agenda el retiro de la inmunidad a ambos legisladores.

Mauricio Toledo es investigado por enriquecimiento ilícito por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), que asegura que tuvo ingresos que no coincidían con su remuneración como servidor público.

Por otra parte, Saúl Huerta es acusado de violación en agravio de un menor de edad.