Un estudio realizado en una ciudad italiana, difundido este lunes en Nature, mostró que el nivel de anticuerpos por COVID-19 continúa siendo altos al menos nueve meses después de producirse la infección por SARS-CoV-2, independientemente de si ésta fue o no sintomática.

Investigadores de la universidad de Padua y del Imperial College de Londres sometieron a pruebas de coronavirus a más del 85 por ciento de los tres mil residentes en esa localidad italiana en febrero y marzo de 2020 y los volvieron a someter a tests de anticuerpos en mayo y noviembre de ese año.

El equipo investigador halló que el 98.8 por ciento de las personas infectadas en febrero y marzo mostraron niveles detectables de anticuerpos en noviembre y que no hubo diferencias entre aquellos que habían sufrido síntomas de COVID-19 y los que habían sido asintomáticos.

Los niveles de anticuerpos se detectaron empleando tres tests para detectar tipos diferentes de anticuerpos que responden a partes del virus diferentes.

Los resultados arrojaron que aunque todos los tipos de anticuerpos mostraron algún declive entre mayo y noviembre, aunque la tasa de deterioro era diferente según el test.