El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que el Gobierno debe proteger las vidas humanas en México, incluso las de los delincuentes.

En la conferencia matutina levada a cabo en Palacio Nacional, el mandatario mexicano dejó en claro que en el país hay solo dos posturas: quienes quieren resolver todo con la violencia y quienes piensan que la paz es fruto de la justicia.

“Ahora que dije que había que proteger la vida de todos, que lo más importante es la vida, llegaron a decir que fue un desliz, ¡no, así pienso!”, refirió.

Son dos posturas distintas: los que quieren resolver todo con la violencia, es el ‘mátalos en caliente’, ‘quémalos con leña verde en el Zócalo’, y quienes pensamos que la paz es fruto de la justicia y que los seres humanos no somos malos por naturaleza, que son las circunstancias las que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales”, puntualizó.

López Obrador puso como ejemplo al gobernador de Texas, Greg Abbott, quien ha criticado este pensamiento del presidente de México.