El presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó que su Gobierno propondrá en la próxima Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) lo que denominó un plan mundial de fraternidad y bienestar destinado a la población más pobre del planeta, el cual podrá alcanzar un fondo de un billón de dólares.

Al presidir la reunión de este 9 de noviembre en el Consejo de Seguridad de la ONU, el mandatario mexicano detalló que el plan mundial tendrá una financiación de tres fuentes y con una organización idéntica a la entrega de apoyos de sus programas sociales.

La representación mexicana propondrá a la Asamblea General de la ONU un plan mundial de fraternidad y bienestar, con el objetivo de dar una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de dos dólares diarios”, dijo.

La propuesta de México para establecer el Estado Mundial de Fraternidad y Bienestar, que se puede financiar con un fondo procedente de tres fuentes: “el cobro de una contribución voluntaria anual del 4 por ciento de sus fortunas a las mil personas más ricas del planeta”, expuso.

Una aportación similar por parte de las mil corporaciones privadas más importantes y una corporación del 0.2por ciento del PIB de cada uno de los países integrantes del G20. De cumplirse, el fondo podría disponer de alrededor de un billón de dólares”, recalcó.