El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que no votará en la consulta popular para enjuiciar a actores políticos del pasado, entre ellos a exmandatarios, a celebrarse el próximo 1 de agosto.

López Obrador recordó que ya fijo su postura sobre juzgar a expresidentes, pero aseguró que debe realizarse la consulta porque no quiere pasar a la historia como un presidente ‘tapadera’ de nadie.

“Propuse la consulta, porque quiero que todos los mexicanos tratemos el tema, como ciudadanos responsables. Yo ya fijé mi postura desde que tomé posesión, dije punto final, vamos hacia adelante”, destacó.

Yo no voy a participar en la consulta, ni voy a votar porque se enjuicie a los presidentes, pero tampoco quiero pasar a la historia como tapadera, como alcahuete, que todos den a conocer su punto de vista libremente”, dijo.

El jefe del Ejecutivo federal afirmó que el Instituto Nacional Electoral (INE) utilice sus recursos para difundir esta consulta, debido a que tiene un presupuesto operativo de 10 mil millones de pesos.