El presidente Andrés Manuel López Obrador estimó que entre el miércoles y jueves de esa semana se pueda entrar a la mina colapsada en el municipio de Sabinas, estado de Coahuila, sitio donde se encuentran atrapados 10 trabajadores.

En la conferencia matutina desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano apuntó que el agua que existe en la mina está disminuyendo, lo que permitiría que equipos de rescate ingresen a la mina.

“Lo primero que se empezó a hacer es sacar el agua de los pozos y se tienen las bombas que se colocaron. Lo que nos falta en el pozo 3 son 16.4 metros, es la profundidad, se va avanzando;: en el pozo de alivio 27.3 metros, en el 2 11.3 metros nos faltan y en el uno 10.4 metros”, dijo.

“Se sigue avanzando ya podemos pensar que mañana, pasado mañana ya el tirante de agua va a ser de un metro y medio y van a poder entrar buzos y rescatistas, eso es para explicar lo que está sucediendo”, explicó.