Tras las investigaciones a 31 académicos pertenecientes al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), el presidente Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que su Gobierno no está en contra de ellos, sino que lucha contra la corrupción que impera en el país.

El mandatario mexicano reiteró que la corrupción “es el cáncer que tiene México”, el cual pretende desterrar a como dé lugar en su sexenio.

Ahora de ‘los perseguidos’ del Conacyt, que ya lo hemos dicho también y lo repito: un investigador del Conacyt no debe de preocuparse, no tiene nada que temer. No estamos en contra de los investigadores, estamos en contra de la corrupción (…) Estamos en contra de la corrupción porque es lo que más ha dañado a México”, expresó.

“Lo que siempre he dicho y ahora voy a repetirlo: si me preguntan ¿cuál es el principal problema de México?, ¿qué es lo que tenemos que erradicar?, ¿qué es lo que tenemos que desterrar de México? Díganlo en lo que tarda parado en un solo pie: la corrupción”, argumentó.

La semana pasada, María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), envió dos informes al presidente López Obrador en los que relató que 31 académicos del FCCyT están siendo acusadas de haber gastado presuntamente 561 millones de pesos de dinero público de manera injustificada.