El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó este jueves que, de ser necesario, se acudirá a tribunales internacionales para defender su política energética y posibles controversias dentro del tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional, el mandatario retomó el tema de las presiones de Gobiernos extranjeros, que denunció un día antes, sobre la nueva política energética que impulsa el Ejecutivo mexicano.

En referencia a Estados Unidos, afirmó que en varias reuniones “se trató el tema pero ya ellos saben que estas son decisiones nuestras y que no deben de intervenir”.

Sobre las presiones, continuó: “Es evidente, hasta una funcionaria de la Secretaría de Energía del Gobierno de Estados Unidos envió una carta amenazante de que estábamos con la iniciativa violando el tratado, cosa que no es cierta”.

Dijo que quienes consideran que se viola el T-MEC también deberían tomar en cuenta que en el mismo tratado hay un capítulo que “obliga a los Gobiernos a no permitir la corrupción”.