La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que ella y la comunidad internacional se equivocaron al evaluar la situación en Afganistán y estimar cómo podría evolucionar tras la salida de las tropas internacionales.

Merkel hizo estas declaraciones en una comparecencia ante los medios convocada de urgencia para evaluar la situación en Afganistán, donde Alemania está tratando, a pesar del caos, de evacuar a sus nacionales y los afganos que han colaborado durante años con sus tropas y personal diplomático.

“Todos, y por eso también asumo mi responsabilidad, evaluamos erróneamente la situación. Toda la comunidad internacional dio por supuesto que podríamos seguir con la ayuda al desarrollo” en Afganistán, afirmó.

La canciller calificó los sucesos de los últimos días, que culminaron con la toma de Kabul por parte de los talibanes, de “amargos”, “dramáticos” y “horribles”. La intervención internacional más allá de las operaciones antiterroristas, agregó, ha sido “un esfuerzo sin éxito”.

Merkel consideró que la intervención de Estados Unidos y sus aliados durante casi 20 años en Afganistán ha logrado que actualmente no pueda prepararse desde el país un ataque terrorista como el del 11 de septiembre.