El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se deslindó de la seguridad para el resguardo de helicópteros, misma que dijo, corre a cuenta de privados.

En una tarjeta informativa aclaró que los hangares para helicópteros son rentados a personas morales, por lo que el resguardo y operación de las unidades “está a cargo exclusivo de esas empresas y del personal que contraten”.

La información del AICM es a propósito del reporte de robo de un helicóptero la tarde del 3 de agosto, si bien el suceso se dio a conocer este lunes.

Una aeronave Bell 206 B3JET, Ranger, fue sustraída del Centro Ejecutivo de Helicópteros FBO S.A. de C.V. ubicado en la zona G de hangares.