Consejeros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) discutirán este miércoles reformas al Estatuto General con las que se agravarían las sanciones por violencia de género: expulsión para alumnos y despido para personal académico o administrativo.

Endurecer los castigos de agresores de mujeres es una demanda repetida en los pliegos petitorios de estudiantes del nivel medio superior y superior que han encabezado paros en planteles y diversas protestas.

Con esta modificación, la violencia de género cometida por algún miembro de la comunidad universitaria se elevaría a «causa grave de responsabilidad», esto es, sería equiparable a faltas como lucro con el patrimonio de la institución; acudir a los planteles en estado de ebriedad o con efectos de estupefacientes; falsificación de documentos o incluso portación de armas.

Mañana, desde temprana hora, consejeros analizarán la propuesta de reformar el artículo 95 de su Estatuto General para incluir la violencia de género como «causa especialmente grave de responsabilidad», aplicable a todos los miembros de la UNAM.

«La comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria», es la redacción que se someterá a votación para adicionar una fracción VII al artículo 95.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here