Luego de que México le otorgara a Evo Morales asilo político en nuestro país tras su renuncia a la presidencia de Bolivia el domingo pasado por presión de parte del ejército boliviano y las protestas de ciudadanos, sus primeras palabras fueron de agradecimiento al mandatario mexicano, Andrés Manuel. 

“El presidente de México me salvo la vida”, reiteró en su llegada al Aeropuerto Nacional de México. Morales señaló qué ante esta presión de abandonar su nación, no abandonará la política y seguirá luchando por el desprotegido.  

“No voy a cambiar ideológicamente y que lo sepa todo el mundo. Seguimos en la política, mientras vida tenga, sigo en la lucha y estamos seguros que todos los pueblos tienen derecho a liberarse”.  

 El encargado de recibir a Evo Morales fue el canciller de relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, quien señaló que el asilo político que se le da es con la intención de salvaguardar su vida, ya que en Bolivia corría peligro. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here