«Nancy Pelosi, constitucionalmente la segunda en la línea de sucesión de Biden (v.gr. Ley de Sucesión de Presidencial de Estados Unidos), al viajar a Taiwán, con base en el protocolo diplomático, se trata de una visita de Estado de Estado el violando flagrantemente el Comunicado de Shanghái que expresa» «Los Estados Unidos reconocen que todos los chinos de ambos lados del estrecho de Formosa sostienen que no hay más que una China y que Formosa forma parte de esta última».

El Comunicado de Shangai, desde hace 50 años, se firmó el 18 de febrero de 1972, ha sido el pilar entre las relaciones de Beijing y Washington ya que estableció principios como una China, respeto mutuo, igualdad, coexistencia pacífica y no intervención en los asuntos internos de cada uno.

A 4 días de la reunión telefónica entre Xi y Biden, la líder demócrata Nancy Pelosi al visitar Taiwán rompe con el status quo que se ha preservado desde 1979, cuando Estados Unidos reconoce una sola China con capital en Beijing.

Washington no debería jugar con fuego cuando se trata de Taiwán». Analiza José Ignacio Martínez Cortes Coordinador de LACEN-UNAM y profesor del CRI-FCPyS.