• De poco sirve peso fuerte si salarios caen, aumenta pobreza laboral y persiste inflación

Miguel A. Rocha Valencia

Independientemente del discurso del ganso, sus otros datos y que aún falta lo peor de este sexenio, los hechos cotidianos golpean a millones de mexicanos quienes habrán de enfrentar una triste Navidad y un año 2023 caracterizado por incertidumbre, inestabilidad laboral y diversos niveles de pobreza.

Por lo pronto, el Inegi se encargó de mostrar la cara real del empleo que presume el IMSS, donde hay 18.05 millones de trabajadores con salarios tan bajos que ya están en pobreza laboral mientras que dos millones buscan empleo “de lo que sea” y 5.3 millones que disponibles, se cansaron de esperar una plaza “formal”, es decir, se salieron de la fila de solicitantes de chamba.

Son más de 25 millones 300 mil mexicanos marginados que se sumaron a la miseria y que hacen de México un país de pobres. Lo sobresaliente del tema es que ese fenómeno ya golpea a entidades “ricas” como Querétaro, donde el número de personas empleadas no tienen lo suficiente para comprar la canasta básica, va en aumento. Pasó del 34.6 por ciento al 41.5 por ciento.

Al tercer trimestre fueron 19 los estados de la República que se reportaron con mayor porcentaje de pobreza, derivada no sólo de una baja en los salarios sino también a una inflación general que no cede y fue empatada por la subyacente que lo encarece “todo”, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL. El promedio nacional llega al 40.1 por ciento.

Desde luego que hay estados donde este tipo de pobreza es estructural y no cede, como en Guerrero que pasó del 61.5 por ciento al 68.2 por ciento, en tanto que en Chiapas se fue a 69.6 y Oaxaca al 62.5 por ciento.

Y es que a pesar de que la inflación general reportó una baja para colocarse en 8.14 por ciento, los precios de los alimentos subieron entre el 13 y 15 por ciento, provocando sustitución de ingesta de carnes por otros productos de menor costo o disminución de la dieta.

Esto según especialistas traerá como consecuencia un incremento en desnutrición y las enfermedades derivadas de ella, incluyendo fallecimientos. Los datos del Coneval revelan que de 2018 al 2021 el número de mexicanos con carencia alimentaria subió en casi dos millones para ubicarse en poco más de 29 millones de personas.

Cabe señalar que en la Ciudad de México, a pesar de mantener un alto nivel de 35.6 por ciento, bajó en 1,5 por ciento, aunque los niveles de pobreza general se reflejan no sólo en la alimentación sino en educación, transporte y como ya se dijo, en salud.

Por eso resulta relevante que en México las políticas dictadas en materia comercial y económica por el mesías tropical deben tomar en cuenta sus efectos en empleo y salarios porque como vamos, se estimula la pobreza que se acentúa, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo por la desaceleración mundial, carestía energética, de insumos, granos y demás que inciden en la depreciación de los salarios.

Y es que en el panorama nacional, el profeta de la 4T tiene abiertos dos frentes que ya afectan la inversión y podrían traernos consecuencias graves: los temas de energía y el maíz amarillo, cuya controversia se inscribe en el T-MEC y que sin duda ya gravitan en el déficit comercial con Estados Unidos, nuestro principal socio a quien el ganso retó a ir a un panel de controversias, eso sí, después de 2025.

Precisa la OIT que todas las economías del G20 exhiben salarios mensuales promedio más altos en términos reales a la línea de base, en tanto que en México la tendencia marca un menos 7 por ciento por debajo de su valor en 2008. Es decir, el promedio de sueldos actuales está por debajo de los de hace 14 años en su poder adquisitivo.

Eso sí, el peso se mantiene “fuerte” frente a otras monedas donde el dólar continúa lidereando. Nuestra moneda gana 6.2 por ciento y ronda los 19.25, y eso son buenas noticias que si fueran acompañadas por otras decisiones de gobierno, evitaría el aumento de la miseria.

Esto significa que como dicen los expertos consultados por el Bank of America (BofA) el mayor daño que se hace a la economía mexicana son las políticas dictadas desde Palacio Nacional, la mayoría de las cuales carece de un fundamento económico-financiero, lo cual causa temor entre los inversionistas. Ni modo…

Amenaza…. Seguro Alejandro Moreno registró la advertencia de desafuero que le lanzó el líder de Morena en San Lázaro, el tal Nacho Mier quien le dijo en público que su proceso tendrá noticias a mediados de diciembre… ¿Se volverá a doblar con la reforma electoral?