• Ganso nos endeudará, perdonará agravios, usará violencia y violará la Ley

Miguel A. Rocha Valencia

El rostro violento de la 4T no tardará en mostrarse, será el propio mesías tropical quien arengue a sus lacayos para decirles que cuentan con la impunidad de Palacio Nacional para violar la ley, “hacer lo necesario” para conservar el poder. En lo económico y político, ya se vio que es capaz de perdonar agravios y llevar al país a niveles históricos de deuda que pagaremos muy cara. Haría lo mismo con el terror.

Y es que, convertido en el jefe de campaña de su corcholata, el ganso no va a parar en nada. La meta es “continuidad del proyecto” ni importa el costo, ni siquiera el político porque si eso falla, estará lista la alternativa de la violencia, el uso de los grupos y empresas criminales y convertir a funcionarios y gobernadores en delincuentes impunes, no habría quién les pidiera cuentas como ocurrió en su propio proceso de selección tramposo y fraudulento.

Permanentemente surgen las señales ominosas lo mismo del exfoxista Alfonso Durazo que descalifica a quien alguna vez fue su compañera de “sector y de partido” hasta el mismo clon del ganso que arengo a pavimentar el segundo piso de una desgracia nacional.

Por lo pronto a pedir prestado, a vivir una falsa economía que “infle” artificialmente las expectativas de crecimiento por arriba del tres por ciento en un año electoral donde la deuda alcanzará otros dos billones de pesos y el déficit será mayor por la prevista disminución de los ingresos fiscales.

A ello se suma el 1.2 billones de deuda de este año con lo que serán 3.1 billones en dos ejercicios que castigarán gasto e inversión con cerca de 700 mil millones de intereses al año.

Más de nueve millones de pesos de presupuesto, de los cuales casi uno se irá a la compra de votos a través de programas sociales con el incremento directo a pensiones de 11 por ciento y la entrega masiva de becas y “estímulos” incluyendo a muertos y desaparecidos en tanto se le da vida artificial a Pemex con otros 170 mil millones para amortizar su deuda de 110 mil millones de dólares y se le descuentan aportaciones fiscales. Así hasta yo pongo mi negocio subsidiado incluso en las pérdidas.

A cambio se les pega a sectores prioritarios como la salud. Eso de Dinamarca, sólo es para el anecdotario y las más de 120 mil falacias contabilizadas al peje en lo que va de su administración.

 Ni atención médica ni medicamentos. Empeorará, de hecho, en el IMSS ya se observan nuevas carencias en fármacos y hasta en negativas de consultas familiares, ni hablar del segundo y tercer nivel. No hay de cardiología ni nuevos en temas de cáncer. De la farmacia nacional, nos olvidamos, no habrá por culpa de la corrupción de quienes se fueron hace cinco años.

En tanto, en lo político, la preocupación crece tanto que, por un lado, le ponen a la corcholata al paisano del caudillo de Macuspana para dos cosas: primero para que no se le olvide el discurso ni a quien le debe la nominación y por el otro para que convoque los recursos de instituciones federales y estatales para apuntalar la campaña, pagar todo lo necesario y hacer un derroche de dinero que será histórico.

Al mismo tiempo, se le olvidó al machuchón de Palacio el agravio de tener a Omar Amid García Harfuch como un recordatorio de tiempos idos incluyendo el tema de los 43 de Ayotzinapa y ser parte del equipo del odiado o ¿Temido? Genaro García Luna.

Es tanto el temor de perder el gobierno de la Ciudad de México y sus recursos que ya le dio luz verde para que contienda para ser jefe de gobierno pues ningún otro representante de la 4T, incluyendo al que ya no es nada, tendría el tamaño para enfrentar al candidato que surja de la oposición.

El mismo García Harfuch se siente sorprendido, ya se daba por descontado, lo dijo a pesar de que dentro de la 4T todos sabían que si él contendía los demás no tendrían oportunidad, ni siquiera la “talentosa” Clara Brugada.

Simultáneamente arreciará la persecución, surgirán nuevas carpetas de investigación que se habrán de negociar en lo privado y en caso de no funcionar el chantaje, se harán públicas y se hará lo imposible por ejecutar órdenes de aprehensión, aunque como en el caso del fiscal de Morelos, sean ilegales. ¿Quién les va a decir que no? Toda esta estrategia es tan burda que está a la vista de todos.

El tlatoani muestre sus debilidades, su temor a perder y como eso no está en su visión, insistimos, hará todo, hasta lo ilegal y violento para conservar el poder y con ello irse impune de todos sus delitos, aunque no sabemos si los muertos por enfermedad o asesinados lo dejen dormir allá, en la Chingada.