• Perversa y grotesca estrategia de la 4T contra el INE y oposición; la ven difícil 

Miguel A. Rocha Valencia 

Tan difícil ve el Ganso de Macuspana que su partido y rémoras repitan una mayoría en la Cámara de Diputados, que le urge no sólo desacreditar a la oposición sino también al árbitro electoral y por eso, urdió una estrategia para golpear desde el púlpito de Palacio Nacional y la plaza pública e intentar demeritar a los adversarios y al Instituto Nacional Electoral. 

Sostener a Salgado Macedonio como “su personal” candidato a Guerrero a pesar de lo ilegal e impopular que resulta, es la piedra de toque que abre un frente “popular”, desde la calle para gritar y desacreditar al INE, así como para atacar a candidatos de partidos opositores que no por méritos propios sino por errores de Morena, podrían ganar la elección del seis de junio. 

No teme el Profeta de la 4T a la oposición en sí, sino a sus propios yerros derivados de la soberbia, autoritarismo e ignorancia con que ejerce el poder y que tienen a México entre los peores de salud, seguridad, bienestar, felicidad y desde luego en posibilidades de recuperación económica, peor, por la confrontación abierta con su principal socio comercial, Estados Unidos.  

Incluso en esa estrategia se inscribe el utilizar recursos públicos para investigar, amenazar, desacreditar y atacar a sus adversarios, a los corruptos neoliberales y conservadores, incluyendo políticos, empresarios, periodistas, intelectuales y hasta a quienes iniciaron el gobierno con él y lo abandonaron por su forma de gobernar con políticas ocurrentes autoritarias y violatorias de leyes locales e internacionales.  

Por eso su urgencia por repartir dinero y asegurar que el año próximo regalará casi 890 mil millones de pesos del presupuesto para sostener la clientela o como él dice, programas sociales plagados de corrupción donde la opacidad y las denuncias son permanentes, lo mismo en las entregas de dinero que no se hacen y la coacción para gastar con proveedores determinados.  

Y mientras la economía en picada. Incluso para vergüenza nuestra, se marcó un nuevo récord en la fuga de mexicanos indocumentados hacia Estados Unidos, ya que de los dos millones de migrantes ilegales entre quienes hay 200 mil niños, que cruzaron la frontera en el año fiscal, el 65 por ciento son connacionales, que se van por la falta de empleo y oportunidades de superación. Por eso suben las remesas, porque cada vez es mayor el número de quienes huyen. 

Es decir que el Mesías Tropical no da pie con bola, festeja aumento de remesas del 8.4 por ciento en 2020, con lo que alcanzaron casi los 40 mil millones de dólares, pero se oculta que el número de mexicanos que se fugaron en lo que va de su administración creció en 77 por ciento. El año fiscal corre de octubre de un año a septiembre del otro. 

Curiosamente el gobiernito de la 4T prevé un aumento del 77 por ciento a las asignaciones para pensiones de adultos mayores que representarían 104 mil 337 millones de pesos, ya que pasarían de 135 mil 662 millones de pesos a 240 mil millones, esperando que el agradecimiento de los adultos mayores se refleje en las urnas. Un apetitoso botín de casi 12 millones de personas, que se sumarían a los ninis que “estudian o aprenden a trabajar, lo mismo que a los agradecidos labriegos que siembran vida. 

Pero lo que no cuenta el machuchón tabasqueño es que hay grupos decepcionados o enojados con su 4T, ya que o no les llegan los dineros ofrecidos o el daño es mayor que el beneficio. Por ejemplo, las mujeres a quienes ignora, a las que les quitó las guarderías infantiles y los refugios para agredidas o el presupuesto para mamografías o hasta los apoyos a trabajadoras sexuales. 

Ni hablar con los campesinos a quienes se canceló los apoyos a la comercialización y la producción agrícolas, lo mismo que los créditos incluyendo el de avío ganadero y el destinado a organizaciones productivas a cuyos dirigentes acusó de corruptos, los quitó de en medio y ahora el único que reparte y con quienes deben estar agradecidos es el caudillo de Tepetitán. 

Son todas cuentas pendientes y eso que aún no nos llega el raspón legal-comercial-financiero de Estados Unidos cuyo gobierno ya advirtió su compromiso de defender un “trato justo as las compañías estadunidenses en el sector energético mexicano” y exigir se cumplan los compromisos del T-MEC, al considerar que las acciones del Profeta de la 4T causan “deterioro en el clima de inversión”, según queja de la oficina de la Representante Comercial de EU, que encabeza la embajadora Katherine Tai. 

O sea que ya hay una reacción oficial sobre lo que intenta imponer el peje el inquilino de Palacio Nacional y eso, si es de cuidado porque si lo que busca es una confrontación, los mexicanos seremos los que paguemos las consecuencias en nuestra economía ya de por sí dañada y que al parecer puede estar peor. Aguas  

¡Gracias señor presidente!