Javier Cerón Espinosa

Si algo faltaba en el escenario nacional es el deterioro del empleo, nadie asume una plena responsabilidad, se dan paliativos y los trabajadores están siendo golpeteados por la crisis tanto económica como del COVID-19, en una convulsión social que no alcanza a aterrizar para evitar la incertidumbre ¡aguas!

Desde diferentes sectores se alzan voces de que ya es tiempo de implementar un programa para defender el empleo, porque a pesar de los llamados del Presidente de la 4T, las empresas están descansando a trabajadores sin goce de sueldo y en el extremo despidos con el pretexto de la crisis de la pandemia ¡pretextos!

En este escenario ya reventó el conflicto y encontronazo entre una parte del empresariado que no es servil de la actual 4T, teniendo como referente la cancelación de la construcción de la cervecera Constellation Brands, en Mexicali, Baja California, frenada por una consulta pública bajo pedido y teledirigida a esa parte del empresariado que es señalado de estar vinculado a una campaña sucia contra el huésped de Palacio Nacional ¡será!

En tanto la parte, consentida, besamanos del empresariado ya hasta anunció que destinará recursos para apoyar al sector salud, en el entendido de que obtendrán más licitaciones directas, porque acuérdese de que ya no hay licitaciones, y ahí se recuperarán de esas aportaciones tan sociales, tan bondadosas para ese pueblo bueno, sabio y pobre ¡veremos!

La crisis ya encima de la economía nacional, golpetea a las empresas, a los trabajadores y a toda la cadena productiva, tanto al turismo, las manufacturas, la aviación, el comercio, los servicios financieros y aun así sólo hay “paliativos” como el anunciado desde Palacio Nacional en la mañanera, pero todavía sin definir el cómo se entregarán, por lo que ya solicitaron desde el Senado de la República, que se entregue directamente a los que lo necesitan y no se politice su manejo ¡golpeteo!

Los beneficios o incentivos a empresas ante COVID-19, deben ser entregados directamente a los empleados, señaló la Senadora del partido Verde, Verónica Camino Farjat, quien exhortó al Ejecutivo Federal para que el sector privado pueda hacer frente a la contingencia sanitaria por COVID-19, y que tengan como objetivo destinarlos a las personas de su plantilla laboral, con la finalidad de evitar despidos ¡directos!

Consideró insuficiente otorgar beneficios fiscales a las empresas que resulten afectadas de manera significativa por la pandemia, es necesario dotarla de un piso mínimo económico y que los apoyos que generen para el sector empresarial tengan la particularidad de ser entregados de manera directa a los trabajadores que son parte de estas empresas, ya que, ante la falta evidente de ingresos en las próximas semanas, muchas empresas han empezado a generar despidos ¡aguas! Por eso eliminar los intermediarios de todos los esquemas de apoyo directo debe ser imperativo en esa contingencia, por lo que se debe buscar un mecanismo para que el Gobierno Federal pueda entregar dichos apoyos, con la finalidad de que los patrones y empresas no tengan la necesidad de incurrir en la práctica ilegal de despedir a sus trabajadores ausentes por la contingencia mundial del COVID-19 ¡formas!