Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos cambiaron sus recomendaciones para indicar que la población del país que esté completamente vacunada puede ir sin cubrebocas en exteriores, excepto cuando haya grandes multitudes.

“Hay muchas situaciones en las que la gente completamente vacunada no necesita llevar cubrebocas, particularmente si están al aire libre”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa de la Casa Blanca.

El cambio en las directrices de los CDC, que no son obligatorias sino meras recomendaciones, llega en un momento en el que 37 por ciento de la población adulta del país está completamente vacunada y casi 54 por ciento ha recibido al menos una dosis.

La nueva recomendación se refiere a aquellos estadounidenses que ya han recibido todas las dosis necesarias de las vacunas contra COVID-19 y han esperado el tiempo suficiente para que hagan efecto, es decir, dos semanas después del último pinchazo.

A partir de entonces, los estadounidenses pueden prescindir del cubrebocas en exteriores, cuando estén caminando, corriendo o montando en bicicleta al aire libre, tanto si están solos como si van acompañados de las personas con las que convivan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here