Tónico Sónico / La motivación rapera de Talib Kweli

0
119

Dios sabe que fue un día duro hoy/ Pero tengo que mantener mi cabeza en alto / Todo el tiempo/ Porque las cosas van a mejorar, mejorar/ Sólo van a mejorar de aquí en adelante

Talib Kweli/It Only Gets Better

Jesús Serrano Aldape

Un poco de optimismo desde el ghetto, proveniente del disco de Talib Kweli, Prisoner of Conscious (2013), producido por J. Cole, con su beat y bajeo en verdad cinético y creativo como pocos. Cierra el disco con el track que confiere importancia capital al soberbio coro con todo el poder de rhythm and blues de Marsha Ambrosius.

Kweli, a diferencia de los modernos raperos que han logrado llegar al mainstream, sigue manteniendo una adoración muy notable por el rap de protesta, no sólo en la forma de sus versos, construidos como coronas de espinas a lo largo del trayecto, sino por la forma musical, con los samplers y efectos que reverencian el primer rap de Run DMC, o los grandes tipejos esos de Public Enemy.

Para Kweli, el rap, al marcar su paso del underground, y convertirse en stablishment, ha perdido su poder para mover masas, para fomentar un despertar social y una actividad más mental del individuo. A ello parece obedecer el título de su álbum, Prisoner of Conscious.

Portada del disco.

Pero lejos de las tremendas diatribas sociales del anterior Gutter Rainbows, donde este MC mostró que no sólo es un extraordinario comparsa de Mos Defy The Roots, el track que nos ocupa, It Only Gets Better, cierra un álbum (que no está completamente cohesionado por el eclecticismo que pretende), en una nota, hay que decirlo, optimista, que funciona como un campo minado por las andanadas verbales del autor con el coro de Marsha Ambrosius como una suerte de ultra moderno góspel que llega a calar espiritualmente en el alma del escucha si éste lo ha captado.

Me identifico contigo, tienes que pagar tus deudas/ Cuando el momento llegue, tienes que avanzar/ Tu trabajo es aquello que te pagan para hacer/ Tu vocación es lo que naciste para hacer/ Tengo fe en ti, lo vas a superar/ Porque tú no persigues el dinero, el dinero te persigue a ti/ Sigue trabajando como si fueras a dar a luz/ Deja de hablar de lo estresado que estás/ Y comienza a hablar de lo bendecido que eres

Rapea Kweli, y luego se detiene, y Ambrosius regresa para derramar su precioso coro. Y hacer universal esto de la lucha diaria contándonos en el segundo puente sus propias aflicciones, como soportar el tráfico matinal y llevar a sus niños a la escuela.

La vida es dura, eso es verdad/ Pero esto es lo que tienes que hacer

Medio rapea Ambrosius, mientras las cuerdas y el piano le dan una profundidad poco sospechada a un tema que parece sonar a motivación chafa de autoayuda, pero que es todo lo contrario: invita a la acción, al movimiento.

El odio por tu desgracia/ No dejes que te saque de tus fundamentos, deja que te motive/ No dejes que te supere/ Sobrevive la tormenta montando a las bestias del sur salvaje

Interviene Talib, antes de que Ambrosius devore el track con su pegajoso coro y sus desplantes vocales de diva (en el mejor sentido) hasta el final. Y es un final muy bien cuidado, pues Kweli y el productor, J. Cole, saben que con su coro Marsha les puso una asistencia con la canasta sin defensivos y nada más tienen que meter el balón al aro (lo siento, no resistí la analogía basquetbolera). 

Y cuando Talib ya terminó su exposición, deja protagonismo a las cuerdas y el puente final todavía nos deja escuchar ese coro que a estas alturas se nos hace repetitivo como una consigna, como una frase que reconforta cada que se trae de nuevo, una vez más, para despedir el corte e inaugurar una nueva época de optimismo ante la adversidad y trabajo duro a través de una canción rapera, vaya…

Escucha aquí It Only Gets Better:

Y aquí la genial Gutter Rainbows del álbum homónimo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here