Cuatro de los 51 derechohabientes afectados por recibir heparina sódica contaminada en el Hospital de Pemex en Villahermosa, Tabasco, permanecen internados.

En un comunicado, Petróleos Mexicanos afirmó que uno de ellos se encuentra en el área de terapia intensiva, a quien se le brinda reemplazo renal continuo.

Además, otros tres continúan en medicina interna con estado de salud estable.

La empresa estatal afirmó que 47 derechohabientes más reportan sin compromiso su salud y continúan en vigilancia diaria de manera ambulatoria tras su alta médica por mejoría.

De acuerdo con familiares de los pacientes, hasta el momento suman nueve muertos por esta presunta negligencia médica, aunque Pemex sólo reconoce siete.