Fernando Moctezuma Ojeda – @FerMoctezumaO

Cuando creemos que ya no podría ser peor, de alguna manera siempre logra sorprendernos; no sólo con pésimas decisiones sino también con un portentoso cinismo que cada vez se vuelve más descarado.

Durante ya varias semanas usted y yo hemos comentado aquí la increíble arrogancia que caracteriza al presidente Andrés Manuel López Obrador y a quienes le rodean; la misma que se vuelve más peligrosa con el paso del tiempo.

En una burla flagrante a la Constitución, decide que sus macro-proyectos sean “de interés público y seguridad nacional” con tal de no tener que rendir cuentas a nadie, ni permitir que se pueda amparar por estas obras. De manera absolutamente irresponsable y soberbia, ya se cree el cuento de que es el “todopoderoso”, -y en tanto la oposición se lo permite-.

A pesar de que el INAI, la Cofece, la Sociedad Civil, el empresariado e incluso los medios advertimos una y otra vez que el decretazo sólo abona a la opacidad y la corrupción, la ‘cuatroté’ permanece absorta en el discurso de que “ya no hay corrupción”, y con eso se sacuden todas las pruebas y acusaciones en su contra; sin pruebas ni sustento, únicamente el discurso y la palabra del hombre. 

Sin embargo, por atreverse a contradecir los ‘designios’ es que van -o vamos- directamente a la ‘lista negra’ del presidente; el catálogo de quienes él considera sus enemigos, sin detenerse a analizar si realmente ha hecho algún bien para el país.  

Al presidente no le importa si en algo se equivoca, le importa que no se lo digan, que no se lo demuestren y que no lo incomoden.

Dijo Cicerón que “es de los necios ver los defectos ajenos y olvidar los propios». Yo: #SóloDigoLoQueVeo.

JUEGO DE CARTAS:

PEMEX: La página de la petrolera mexicana permaneció ‘fuera de servicio’ desde el viernes 19 y hasta la tarde del pasado miércoles 24 de noviembre; de su equipo de comunicación, ni un boletín, o una tarjeta informativa que explicara lo sucedido, sólo Nicasio Olvera, subgerente de información de Pemex comentó que no tenían un pronunciamiento oficial al respecto, luego de preguntarle por WhatsApp.

// PRIORIDADES: Luego de que el almirante Rafael Ojeda diera el reporte de las agresiones contra las mujeres en Guaymas, Sonora, y hablara de los “daños colaterales», el presidente López Obrador más bien tenía urgencia por desayunar. «A ver qué invitan», dijo en Guanajuato.

P.D: A la fuerza no se logra nada