«En marzo 130 mil 593 trabajadores perdieron su empleo y en abril 555 mil 247 personas fueron desempleadas. Para mayo 453 mil empleados ya no tendrán trabajo ya que 2.1 millones de empresas no podrán incorporarse a la actividad productiva el 1 de junio, por lo que se habrán perdido 1 millón 138 mil 840 de empleos formales que generaba el sector privado.

El Covid-19 profundizará más la desigualdad a raíz que albañiles, mineros, meseros y camaristas (decil I) son los nuevos pobres.

Asimismo, la pobreza laboral aumentó en Quintana Roo, 18.1%; BCS, 10.8% y Guerrero, 6.3%».

Este es el análisis de *José Ignacio Martínez Cortés,* coordinador de *LACEN-UNAM* y profesor del *CRI-FCPyS* en *La Jornada.*

https://www.jornada.com.mx/2020/05/14/economia/018n2eco