Se cumplen 36 años sin Eduardo Benavente

0
40

Fue en la carretera con un panorama tétrico y de terror, como le gustaba a Eduardo Benavente quien viajaba para hacer una presentación a tope como lo hacía en 1983 con su banda Parálisis Permanente.

Eduardo Benavente, pasó por varias bandas hasta toparse con Alaska y los Pegamoides. Con Alaska surgió una buena amistad, ambos estaban de arriba abajo y juntos convivían con nuevas personas que fueron el pilar para la Movida Madrileña.  

A pesar de tener una gran química para estar con Alaska y los Pegamoides, Benavente sentía que había algo dentro de él y que lo hacía ser una persona oscura, algo que no podía reflejar con Alaska.

De esa manera nació Parálisis Permanente, grupo que logró con solo dos discos convertirse en una banda de culto. Junto con los hermanos Nacho y Johnny Caunt.

Con tan solo veinte años, Eduardo había hecho temas oscuros como “Autosuficiente”, “Un Día en Texas”, “Jugando a las Cartas” e incluso un cover a David Bowie como “Héroes”, fueron una punta de lanza que se enterró en lo más profundo de sus seguidores.

El 14 de mayo de 1983 el señor Benavente se transportaba de un show a León a Zaragoza, donde estarían presentes en un festival con grupos como Derribos Arias, Aviador Dro, Nacha Pop y Dinarama y Alaska.

Parálisis Permamente se transportaba en dos autos, su pareja Ana Curra viajo con Eduardo, quien iba de copiloto, ante la insistente lluvia que no permitía ver nada en el parabrisas, un segundo percance apareció cuando se truena una de las llantas, obligándolos a salir de la carretera y dar varias vueltas de campana, ocasionando inminentemente la salida del copiloto por el parabrisas fracturándole las cervicales.

Fue así como llego el fin corto de Parálisis Permanente y sus seguidores se quedaron con ganas de escuchar más discos llenos de furia y oscuridad.

El cuerpo de Benavente se encuentra en el Cementerio Carabanchel, provincia de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here