La Procuraduría  General de Justicia señaló que dentro de las investigaciones sobre el asesinato del estudiante y diácono Leonardo Avedaño, donde se señala de presunto culpable al rector de la Parroquia de Cristo Salvador y quien contó con un cómplice que lo ayudo a trasladarse después de dejar la camioneta con la víctima en el paraje de inmediaciones de la colonia Héroes de 1910, de la alcaldía Tlalpan.

El subprocurador Rodrigo de la Riva, realizó una cronología en la que Leonardo y Francisco Javier, su agresor convivieron por más de cuatro horas antes de asfixiarlo.

Rodrigo de la Riva  expresó que el estudiante llegó a la casa de Francisco Javier minutos después de las 23:00 horas y a las 3:16, dejó la casa del sacerdote.

A las 3:48 horas el vehículo fue captado por las cámaras del C-5 llegando al lugar donde fue encontrado muerto y más tarde a las 4:01 horas captado como segundo vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here