La Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú agradeció al Secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, por haberle dado asilo a Evo Morales, quien renunció a la Presidencia de Bolivia.

En una carta enviada por la activista al Canciller, Menchú destacó que rechaza el abuso de poder y la intervención militar policiaca en Bolivia.

“Nuestro hermano Evo ha sido un líder y Mandatario ejemplar, que ha demostrado sus capacidades en todo momento en pro del pueblo boliviano”, manifestó.

“Su deseo de cambio y su trabajo por tantos años le ha conferido enemigos, que hoy lo llevan a tomar caminos adversos y en ese sentido el papel de México es histórico y de gran importancia internacional, ya que permite darle dignidad y seguridad a un líder que actualmente es perseguido político y que merece dar su versión de los hechos en su nación”, añadió.

La líder guatemalteca, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1992, afirmó que Morales es un hombre de Estado, un líder nato y un representante indígena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here