Una gran cantidad de perros deambulaban desnutridos, heridos y en abandono en los alrededores de las obras del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) hasta que una iniciativa del personal del Ejército derivó en el rescate de decenas de canes y la creación de un refugio.

Los Perritos de Santa Lucía es el nombre de este albergue que “tiene como fin darle cuidados a todos esos cachorros que necesitan un hogar temporal antes de encontrar el lugar ideal y perfecto para continuar con su vida”, dice a Efe la subteniente Carla Medellín, veterinaria del lugar.

Este sitio que, previo a las obras de construcción del nuevo aeropuerto, fungía como una escuela preescolar, fue adaptado para recibir a los canes que no tenían hogar y que se paseaban por los alrededores, lo cual se logró reutilizando material de las mismas obras del aeropuerto.

Situado a unos 45 kilómetros al norte de la capital mexicana, el nuevo aeropuerto consistirá en la construcción de dos pistas para aeronáutica civil que se sumarán a la actual pista militar.

Las obras en el futuro nuevo aeropuerto iniciaron en octubre de 2019, por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador.