«Raymond» se debilitó en las últimas horas y pasó de tormenta tropical a baja presión remanente, informó la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Hasta las 9:00 horas, se localizaba a 440 kilómetros al sur-suroeste de Cabo San Lucas, y presentaba vientos máximos sostenidos de 45 kilómetros por hora, con rachas de hasta 65.

David León, coordinador nacional de Protección Civil, dijo que hasta el momento no se tiene reporte de daños ocasionados por «Raymond», aunque se mantiene la alerta en Baja California, Sinaloa y Nayarit.

«Se debilitó hacia el noreste, mientras hacia su trayectoria a Baja California Sur, habilitamos 175 albergues temporales en caso de ser necesario», comentó en entrevista, tras participar en el Medio Maratón del Ejército.

«Afortunadamente el Sistema Nacional de Protección Civil fue desplegado en atención a la población. Tenemos precipitación pluvial (por este fenómeno), vientos, oleaje alto, pero nada de consideración al momento».

Fuente: Reforma