Porfirio Muñoz Ledo acusó que el proceso interno de Morena para la elección de sus candidatos puso al descubierto “profundas lacras” en su dirigencia nacional.

Por medio de un posicionamiento de militantes, Muñoz Ledo dejó en claro que el proceso de selección despertó la “indignación de las bases y pone en peligro su mayoría en el Congreso”.

“Urge una sanitización y sanciones drásticas a los responsables. No se puede edificar democracia mediante el despotismo y la corrupción”, argumentó.

El documento señaló que todo el proceso interno para la selección de candidatos de Morena para las elecciones intermedias resultó violatorio de derechos y principios legales y constitucionales.

Desde la convocatoria hasta la selección de las candidaturas. Las conquistas históricas de la joven democracia mexicana y los incansables esfuerzos por salvaguardar las prerrogativas ciudadanas, fueron ultrajadas por algunos nuevos dirigentes del partido”, refirió.