Miguel Ángel López Farías

El combate a la corrupción al estilo de la 4T nos está saliendo muy cara, arden los ojos al repasar los datos que indican que cerrar el aeropuerto de Texcoco nos ha costado (y seguirá costando) miles de millones de dólares (nomas 5mil 692 mdd).,

Ojo: ningún empresario corrupto detenido ,ningún político detenido ,ninguna averiguación judicial por el supuesto “robo” que tanto denunció López Obrador… el desabasto de medicamentos le ha significado a el país una de las crisis más severas en materia de atención de pacientes, el gobierno demostró una actitud criminal al detener la compra de suministros para la salud, sin siquiera tener un plan B para las familias con pacientes con cáncer o cualquier otro tipo de enfermedad crómico degenerativa…

Los genios del sector salud, sumisos ante las amenazas de su amo, provocaron que el sistema de salud público rozara el colapso y todo para terminar comprando a sub empresas que a su vez compraron a las gigantes farmacéuticas de siempre (a las que tanto acusaron).

La lista de ejemplos en donde la saliva anticorrupción intentó lavar el rostro de la 4T es larguísima, pero hay límites pues lo que hicieron con el programa de escuelas de tiempo completo, no tuvo límites.

Me disculpo por no entrar en detalles sobre dicho programa, solo basta mencionar que este esquema vino a resolver la urgente necesidad de millones de hogares que han requerido de áreas en donde se pueda a tener a los hijos de padres y madres trabajadores…

Recordemos que el modelo de hogar en el que solo el padre trabajaba y la madre se hacía cargo de los hijos es cosa del pasado, la realidad económica en orillan a qué ambos padres salgan a buscar el sustento… así como también hay mamás solteras y padres solteros que encontraron en las escuelas de tiempo completo ese gesto de apoyo para dejar ahí a sus hijos mientras terminaban sus turnos laborales.

El mandatario, en medio de los vapores quijotescos arremete en contra de esas estancias, prestándose, como es su costumbre, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez para poner los clavos a la tumba… Delfina, abyecta, atenta en contra de madres de familia e insulta de esta manera a el esfuerzo de miles que solo quieren llevar de comer a sus casas sabiendo que sus hijos están en un lugar seguro.

Cómo está la cosa que hasta la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum se blindó y ordenó continuar con el programa de escuelas de tiempo completo para la CDMX. 

La profundidad del daño cuatroteista en el país es monumental, sin que tengamos proporción real de ello, aún no, pero todos pagaremos la durísima factura de estas locuras, pero al igual que dejaron sin medicamentos a los niños con cáncer, ahora se replica en que más niños y niñas queden expuestos a manos del crimen organizado, pues en la clausura de las escuelas de tiempo completo, los pequeños quedarán al garete fuera de las aulas y fuera de sus hogares, como carne de cañón de las bandas de los únicos que contratan de manera inmediata: los narcos.