Miguel Ángel López Farías

Mientras los aguzados comentócratas de la prensa nacional se tallan los ojos ante el ranchero espectáculo choricero de morena en Toluca y el paseo de las “corcholatas…” que si Claudia ya no es la favorita, que si Marcelo avanza… que si el paisano y súper cuate del presidente don Adán es ahora la nueva quinceañera de la pista, aserrín puro, parafernalia barata para aderezar el plato favorito de López Obrador, o sea, la tenebra.

Pobres suspirantes, deberían leer la historia y saber que su jefe es más perverso que Díaz Ordaz o que Adolfo Ruiz Cortines y las viejas corcholatas de los 50’s o 60’s. AMLO va a designar a quien le entregue la más y absoluta lealtad, de la ciega, profundamente ignominiosa. 

Los que estuvieron en el espectáculo, son de trucos “muy sobados”, pero concentrémonos en quien no estuvo, Ricardo Monreal, “el apestado” del primer círculo, pero el que más calibre político posee y para disgusto de la tríada y su domador, el que con esta acción es llevado a el nicho de la victimización, si alguien no se había enterado de que Monreal había sido excluido, ahora es el tema, uno que potencia la figura de él zacatecano, quien ya sabíamos no ha sido ni será invitado a la cena del señor.

Monreal tiene razón en calificar este desaire como “una medalla”, hacerlo a un lado lo purifica, lo vacuna y le proporciona un alo de autoridad moral en medio de sustancias inmorales.

He sostenido en pasados “picotazos políticos” que, a Ricardo Monreal, por la rudeza innecesaria aplicada en contra suya, lo van acercando mucho a la figura de aquel Cuauhtémoc Cárdenas de los 80’s, cuando lo más rudo del sistema priista trato de exterminarlo, comenzando por dejarlo fuera de la cartela presidencial, que finalmente gana (bajo la acusación de fraude operado por Bartlett) Carlos Salinas De Gortari.

López Obrador se está convirtiendo en el mejor promotor de Ricardo Monreal, el sistemático rechazo y la permisibilidad para que sus “orcos” lo ataquen, está fortaleciendo a el senador por Zacatecas, a quien no se atreven a “matarlo políticamente” y eso lo está haciendo muy fuerte.

A Cárdenas le montaron sendas campañas de desprestigio, la prensa oficial de la época le atacaba todos los días, periodistas como Jacobo Zabludovsky no le daba tregua y todo aquel que intentara apoyar a el hijo de Lázaro Cárdenas recibía el ataque brutal del Estado…”La Quina”, aquel famoso líder petrolero mostró su apoyo a el michoacano y terminó en la cárcel por un supuesto homicidio.

El entorno de Ricardo Monreal es muy parecido a lo que aquí le cuento, y ejemplo de ello es el bloque económico y de apoyo en seguridad que su hermano David, gobernador de Zacatecas ha recibido por parte del Gobierno Federal…

Zacatecas está hundido en violencia y muerte.

Ricardo Monreal ha mostrado un nivel de resistencia notable, estoico y con enorme habilidad para el manejo de los tiempos… todo indica que es uno de los políticos mejoro preparados para resistir todo tipo de tormentas, la pregunta aquí es: ¿Qué falta por ver por parte de la artillería de Morena? ¿Por qué ya no queda duda de que eso de no invitarlo a festines de corcholatas es solo el principio… ¿De dónde vendrá la guillotina para Monreal?