El Parlamento Europeo (PE) condenó las amenazas, el acoso y el asesinato de periodistas y defensores de los derechos humanos en México e instó a que estos crímenes -que ya han acabado con la vida de seis reporteros en lo que va de 2022- se investiguen de manera “rápida, exhaustiva, independiente e imparcial”.

La libertad de expresión en línea y fuera de línea, la libertad de prensa y la libertad de reunión constituyen mecanismos clave para el funcionamiento de una democracia sana”, recordó la Eurocámara en una resolución aprobada este jueves por 607 votos a favor, dos en contra y 73 abstenciones,

Los eurodiputados trasladaron su “solidaridad y empatía” a las familias de las víctimas de estos atentados y subrayaron su preocupación por el “clima de inseguridad y hostilidad al que se enfrentan los defensores de los derechos humanos y los periodistas”.

El texto pide a las autoridades medidas para “garantizar la protección y la creación de un entorno seguro para los periodistas y los defensores de los derechos humanos”, haciendo frente a la corrupción generalizada y las deficiencias en los sistemas judiciales, que provocan altas tasas de impunidad en estos crímenes.

La labor periodística solo puede llevarse a cabo en un entorno libre de amenazas, agresiones físicas, psicológicas o morales u otros actos de intimidación y acoso”, señalan los eurodiputados, que piden a las autoridades mexicanas “que se abstengan de publicar cualquier comunicación que pueda estigmatizar a los defensores de los derechos humanos, los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación”.