El civismo es una virtud privada, 

de utilidad pública. 

Ikram Antaki 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Aquí se lo dije, los actos de promoción que han realizado las “corcholatas” del presidente a todas luces infringieron las normas del juego electoral, de hecho, el Instituto Nacional Electoral se pronunció al respecto, aunque claro que Mario Delgado se lanzó contra el instituto y los acusa de querer silenciar sus expresiones, les dijo a los consejeros “hipócritas”. Los mítines de Toluca y Coahuila fueron un arranque de campaña, un acto para mostrar el músculo entre los aspirantes y todos le entraron, Claudia Sheinbaum, Adán Augusto, Marcelo Ebrard y hasta quien había pedido cautela por anticiparse, el mismo Ricardo Monreal que también le tocó su parte. 

No importa que partido político esté en el poder, la historia de infringir la Ley para tomar ventaja de sus contrincantes es una tentación muy grande, así lo hacia el PRI de finales del siglo pasado, lo hizo Vicente Fox quien declaró que iba a hacer todo para evitar la llegada de López Obrador a la presidencia, luego Calderón que jugó a favor de Peña Nieto que no le quedó de otra más que pasar la estafeta al tabasqueño. Ahí vamos acusando retrocesos en una democracia en la que todos se envuelven, pero como dice el clásico de este sexenio “no me vengan con el cuento de que la Ley es la Ley”. 

Estamos estancados en prácticas antidemocráticas, estos y los otros vician el proceso electoral, usan a las instituciones y sus posiciones para buscar el siguiente peldaño para no dejar los cargos de elección o se ponen al servicio de quienes pueden ser candidatos, eso sí, como el mismo López Obrador se ha encargado de vapulear al INE pues sus segundos repiten el patrón y aunque saben que están en falta culpan a los consejeros que son los villanos favoritos como Ciro Murayama y Lorenzo Córdova, claro que los legisladores de todos los partidos son quienes aprobaron las reglas del juego y los primeros en no respetar la norma, ahí se coloca Ignacio Mier, quien advirtió que se trata de una resolución “torpe”, “abusiva” y “violatoria” de derechos políticos. 

No es poca cosa que la jefa de Gobierno, el secretario de Gobernación, el titular de Relaciones Exteriores y Ricardo Monreal Ávila, dejen sus encargos para lanzarse de lleno a una campaña en la que falta un año para que inicie, lo mismo los gobernadores y gobernadoras como si no fueran suficientes los problemas en sus entidades, nada más la inseguridad con más de 125 mil homicidios, el desempleo con 1.9 millones de mexicanos sin trabajo, la pandemia que no termina y vamos en la quinta ola de contagios, 2 mil 900 feminicidios, más de 44 mil desplazados, pero ellos prefieren el templete para escuchar porras evidentemente con uso de recursos públicos, no asumir la responsabilidad que les corresponde y que cobran un buen sueldo por ello. 

Aunque Claudia Sheinbaum y compañía han comentado en más de una ocasión que van a estos actos solo en sus días de descanso y que pagan sus gastos, o de forma burlona dicen “que me descuenten el día”, desde que ellos anuncian que pretenden ser candidatos mientras tienen cargo, intrínsecamente cada aparición en un acto público es promoción, es propaganda con miras a sus pretensiones y con cargo al erario eso es inevitable y ellos lo saben porque son políticos profesionales. 

Vendrán nuevos actos anticipados, veremos nuevas sanciones y los gritos inquisidores de los que se sienten superiores morales, los amos del relativismo en aquello de la ética, pero necesitamos funcionarios de 24 horas y hasta que terminen su encargo y no grillos que dejan todo a medias, o lo mejor sería que renunciaran, la realidad es que el caudillo ya les dio permiso con su ejemplo… Pero mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

¿Qué Gertz Manero no ha cometido delitos graves dice López? ¿Entonces de cuáles comete presidente? 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.