La explicación

es un error bien vestido.

Julio Cortázar

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

En agosto del 2008 cuando el crimen organizado y los narcotraficantes habían diversificado sus actividades delictivas sucedió uno de los reclamos más sentidos en contra de las autoridades que encabezaba Felipe Calderón y Marcelo Ebrard en la Ciudad de México, el empresario Alejandro Martí les dijo “señores si piensan que la vara es muy alta, si piensan que es imposible hacerlo, si no pueden renuncien”, habían secuestrado a su hijo y lo encontraron sin vida, a ese reclamo ciudadano se unieron otros actores y esa fue la carga más pesada para el segundo presidente panista que había desatado la guerra contra el crimen.

Hoy como en aquel año de 2008 el reclamo sigue siendo el mismo, ya no se trata de eludir responsabilidades sino de pacificar a un convulsionado país, de sus 36 mil desplazados, de mujeres que buscan a sus hijos y esposos, de una promesa incumplida por parte de López Obrador, del fracaso de su política de brazos caídos en contra de los malos “abrazos y no balazos”. El tabasqueño que se dice ser el mandatario más humanista que hemos tenido, no se reúne con las víctimas o sus familiares por que se mancha la investidura presidencial, se cuenta que en aquel trágico acontecimiento de la familia Martí, López que se encontraba amargado por haber perdido la elección con Felipe Calderón desatinó a decir “un pirruris menos”.

El lunes 5 de julio del año pasado se presentó en la mañanera el periodista Jorge Ramos, quien cuestionó fuertemente al presidente sobre los índices de violencia, el Pejelagarto notablemente enojado respondió que su Gobierno ha logrado “contener” los homicidios, luego soltó otra frase entre una risa burlona “ya no hay masacres”, después defendió la gestión de la pandemia y dijo que lamentaba mucho que un periodista como él estuviera desinformado.

En enero del 2018 cuando era precandidato utilizó como bandera la inseguridad que se vivía con Peña Nieto y sus 156 mil 437 muertos, lo criticó una y otra vez, el entonces precandidato presidencial de la coalición «Juntos Haremos Historia» aseguró que, con su estrategia en materia de seguridad, en un lapso de tres años el país estaría pacificado y presentó a Alfonso Durazo como su asesor en ese tema. La historia es conocida, ya como presidente se ha puesto plazo tras plazo y no hay resultados hasta el momento suman 109 mil 614 homicidios dolosos. Alfonso Durazo se fue de candidato y hoy es gobernador de Sonora.

A Durazo lo sustituyó “Risa” (Rosa) Icela Rodríguez en el cargo, su nombramiento estuvo cuestionado por la oposición porque no tiene el perfil que se necesita para ser titular de la SSPC, pues su formación es de periodista y ha trabajado siempre en áreas de desarrollo social, pero como se los dijo el jefe del Ejecutivo en el 2019, con 90% de honestidad y 10% de experiencia basta. A Rosa Icela la han ocupado para cuidar vacunas, repartir juguetes, ir al tianguis del bienestar y otras ocupaciones que nada tienen que ver con la seguridad.

Insisto, en redes circula un video donde el presidente López Obrador dice ya no hay masacres y lo acompaña con una risa burlona mientras señala una portada del periódico Reforma. Ayer Día de Reyes, AMLO presumía que había bajado la incidencia delictiva en 4.16%, pero al mismo tiempo en Zacatecas que gobierna Morena, habían dejado regados 10 cuerpos al píe de la casa de Gobierno donde despacha David Monreal, los abrazos no sirven, el fracaso está presente y no hay renuncias… Pero Mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Terror al ejecutor, la FGR tiene 4 carpetas contra Santiago Nieto y su esposa Carla Humphrey. ¿Lo que desató la boda?  

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.