A medida que el invierno se aproxima en el hemisferio norte aumenta la preocupación relacionada con el COVID-19 debido a la evolución que se está observando y que apunta a un aumento de hospitalizaciones y casos severos, destacó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Entre los relativamente pocos países que están reportando, tanto las hospitalizaciones como los ingresos en cuidados intensivos han aumentado en los últimos 28 días, particularmente en Europa y en (el continente de) América”, dijo en una conferencia de prensa el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Consideró que cuando todavía no se cumplen dos años desde que el mundo se encontraba en el periodo agudo de la pandemia, los niveles de vacunación entre los grupos considerados de alto riesgo en caso de contraer la infección siguen siendo muy bajos.

Dos tercios de la población mundial completó la vacunación inicial (dos dosis) y solo un tercio ha recibido una dosis de refuerzo.

“Quizás el COVID-19 ya no sea la crisis aguda que fue hace dos años, pero eso no significa que podemos ignorarla”, declaró.