Un total de 46 personas, entre ellas 12 menores, murieron calcinadas la madrugada de este martes al volcar e incendiarse un autobús en una autopista en el oeste de Bulgaria, a unos 32 kilómetros al sur de Sofía, informó el ministerio del Interior búlgaro.

La víctima más joven tenía 4 años, 63 la de más edad y la mayor parte de los fallecidos había nacido entre 1971 y 2004, precisaron a Efe fuentes de policiales.

“No todo el mundo puede soportar estas imágenes”, dijo el ministro búlgaro del Interior, Boyko Rashkov, en declaraciones transmitidas por la emisora pública BTV desde el lugar del siniestro.

“Los cadáveres chamuscados yacen aquí amontonados, uno encima de otro”, añadió el ministro del Ejecutivo de transición búlgaro, y destacó que las víctimas no han sido identificadas aún.

Solo podrán ser identificados mediante pruebas ADN, según el Servicio Nacional de Investigación.