Trabajadores mineros y profesores integrantes de la CNTE se manifestaron ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador a su llegada al aeropuerto de Hermosillo, Sonora.

El Mandatario acusó una provocación y pasó el asunto al delegado estatal de Bienestar, Jorge Taddei Bringas.

Ex trabajadores de una mina en Cananea le pidieron apoyo para el pago de sus acciones, pero ante la presión, López Obrador desde su camioneta les dijo que así no se podía.

«Nada de provocaciones, la violencia no», les dijo e insistió en que Taddei se reuniría con ellos este viernes.

Los trabajadores afirmaban que ya son varias veces que piden ayuda y le pedían «cinco minutos nada más», pero el Presidente no aceptó. «Es una provocación», acusó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here