Después de que se activara un operativo contra la caravana migrante que salió de Chiapas con rumbo a la Ciudad de México como una medida de protesta, los migrantes que la conforman avanzan con temor por la entidad y se prevé que este fin de semana cruce hacia Oaxaca.

Los migrantes aprovecharon ahora la noche para continuar su recorrido a pie hasta el centro de Arriaga, hasta donde los agentes les permitieron llegar para evitar una confrontación como la que ocurrió en días previos.

Agentes de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración (INM) desplegaron un operativo para detener a la caravana migrante que partió de Tonalá en dos camionetas de carga.

Los agentes instalaron su operativo en un punto de revisión ubicado a unos cinco kilómetros de la ciudad de Arriaga, situada en los límites con el estado de Oaxaca.

Algunos migrantes accedieron a bajar de los vehículos de manera voluntaria, pero otros se negaron hacerlo y fueron bajados por la fuerza.