José Cruz Delgado

Coalcomán, Mich.- El municipio de Coalcomán se ha convertido en otro Aguililla, pues está sufriendo de cortes de caminos y carreteras que comunican con otras ciudades ocasionando también el desplazamiento de familias de manera violenta por grupos criminales, además, padecen el sabotaje de infraestructura de telecomunicaciones.

La Parroquia local emitió un comunicado en el que solicita a las autoridades federales y estatales intervenir para que haya seguridad pública y prevenir que el pueblo sufra hambruna, puesto que ya se reporta carestía en víveres.

«Vivimos en una situación semejante a la de Aguililla, la gente vive en la incertidumbre por la violencia, quema de carros, bloqueos de carreteras, asesinatos por todas partes, exilios forzados, destrucción de la carretera hacia Michoacán, destrucción de líneas telefónicas, poco acceso a Internet, y rodeados por gente armada que defiende sus intereses», señala el texto.

Los habitantes dijeron que se ve interrumpido el libre tránsito y es complicado acceder a las gasolinas y víveres, por lo que se han registrado compras de pánico e incremento en costos de productos de la canasta básica, sin embargo, las autoridades militares no han actuado al respecto.

Así pues, las familias que se han visto afectadas por los constantes enfrentamientos, han tenido que huir a municipios más seguros, aunque algunas se refugian en los cerros cercanos, han dicho los pobladores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here