Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que su Gobierno no persigue a nadie, luego de que la Fiscalía de Campeche solicitara a la Cámara de Diputados el desafuero del legislador y dirigente nacional priista, Alejandro Alito Moreno Cárdenas.

El mandatario mexicano dejó en claro en la conferencia matutina de Palacio Nacional que este es un asunto que corresponde a las autoridades del estado Campeche, la cual “es una entidad independiente, soberana, que tiene facultades para investigar y proceder”.

Nosotros no llevamos a cabo ninguna persecución política. Me pueden acusar de muchas cosas, pero nunca van a poder decir que soy incongruente, no perseguimos a nadie, no es mi fuerte la venganza, no fabricamos delitos, no somos iguales”, argumentó.

La Fiscalía General del Estado de Campeche presentó ante la Cámara de Diputados una solicitud de desafuero en contra de Alito Moreno, a quien acusan por el delito de enriquecimiento ilícito.

Lo antero fue confirmado por el fiscal de Campeche, Renato Sales Heredia, donde apuntó que es necesario retirarle el fuero constitucional al diputado Alito Moreno para proceder penalmente en su contra.