• En países totalitarios es para controlar y vigilar a la población
  • Salazar Sáenz abrirá opciones para que ciudadanos se amparen

Juan García Heredia

México se suma a una reducida lista de países autoritarios y totalitarios como Corea del Norte, Venezuela, Arabia Saudita y China, con la aprobación por parte de una mayoría en el Senado para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Lo anterior es según informes del senador del Partido Acción Nacional (PAN) Francisco Salazar Sáenz, quien se comprometió a promover alternativas para que los ciudadanos se puedan amparar ante esta ley, aprovechando el contrapeso del Poder Judicial y adicionalmente recomendó que si está en sus posibilidades, mejor compren un teléfono en Estados Unidos o de otros países.

Cabe señalar, que el martes 13 de abril de 2021 la Cámara de Senadores aprobó la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear el citado padrón. El dictamen fue remitido al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.

De acuerdo con el legislador Salazar Sáenz, la propuesta impulsada y aprobada por la mayoría de Morena, busca obligar a los compradores de teléfonos celulares a proporcionar sus datos biométricos, con la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, donde los millones de usuarios de celulares registren sus datos biométricos, es decir, huella dactilar y facial, así como el iris y “hasta el ADN”.

Advirtió que uno de los grandes riesgos es que “piensan que con esta ley van a poder controlar las extorsiones o los secuestros; lo que pone en riesgo realmente es a los dueños auténticos de los equipos, por ejemplo, cuando son robados por los delincuentes y con esa información se facilite cometer sus crímenes”.

“Además, ustedes creen que la delincuencia va a ir a registrarse, van a dejar sus datos. Claro que no, esto son los primeros que no se van a registrar, pero según esta iniciativa es para tener un control del tema de seguridad”, resaltó.

Por otro lado, esta información de carácter personal que tiene implicaciones de salud como el tipo de sangre y el grado de colesterol “va a quedar en manos de un dependiente de una tienda y luego va a quedar en manos de una compañía telefónica, que a su vez le podrían dar mal uso”, lamentó el panista.

Subrayó que esa información al final queda en manos del gobierno, sumándose México a una reducida lista de países que lo hacen, como es el caso de Corea del Norte, Venezuela, Arabia Saudita y China, “países autoritarios, totalitarios donde no hay democracia o está muy cuestionada, que lo hacen para el control y vigilancia de la población”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here